La cocina

menjador_resizeDespués de dormir apetece un buen desayuno. La galería-comedor es un lugar donde a uno se le antoja un plácido despertar, disfrutando de las vistas al valle de la Fueva. Un poco de pastel hecho en casa, un cacho de queso de la zona, las mermeladas caseras…., bocado a bocado, uno se siente con fuerza y curiosidad por descubrir el territorio.

Y a la vuelta de nuevas sensaciones y una ducha, la cena esta servida. Compartir experiencias y anécdotas del día con vino del Somontano, con las verduras del huerto ecológico, el cordero de Aragón o con deliciosos postres de Ferran, el final del día llega como un dulce sueño.