Grullas: La história se repite

grulla-211

Sí, la historia de la grulla (Grus grus) se repite, y es una suerte, hay tantas cosas que siempre han sido y de repente dejan de ser… La migración de las grulla se repite, hace pocos minutos ha pasado la primera bandada de la temporada, y no van a ser las únicas pues durante unos días este espectáculo se va repetir. Aún que este año ha empezado unos días antes que el año anterior, desde hace ya unas cuantas jornadas la climatología nos esta marcando la primavera y estas aves sienten el impulso de emprender su viaje hacía latitudes mucho más norteñas, su destino: los países escandinavos con especial predilección por Finlandia, su objetivo: la reproducción de una nueva generación. Han pasado el invierno en el sur de Europa, y en su viaje migratorio las aves que han estado en España  se encuentran con la barrera natural de los Pirineos, aquí en la comarca de Sobrarbe  las grullas tienen que coger altura antes de cruzar las altas cimas, de hasta 3000 m., de esta cordillera. Las bandadas pasan un buen rato buscando las masas de aire cálido que las ayudarán a ganar altura, mientras las figuras creadas en el cielo son un verdadero espectáculo visual y sonoro pues, sus chillidos no no dejarán de escucharse hasta mucho después de haberlas perdido visualmente. Desde Charo es realmente espectacular, las aves van llegando a baja altura desde las llanuras de Zaragoza y Huesca, y cuando se encuentran en medio del valle de la Fueva empiezan a subir mientras poco a poco se van alejando  hasta perderlas de vista justo detrás de las primeras altas montañas del Pirineo. Fotografía de Ferran Guàrdia.