Las Orquídeas Silvestres

Las orquídeas silvestres las asociamos rápidamente a esas grandes flores exóticas con colores y formas muy variadas y de climas tropicales. Pero esas solo son una parte.

Se cree que hay unas 25.000 especies de orquídeas en todo el mundo adaptadas a todo tipo de hábitats, excepto los polos y desiertos más extremos. Y claro, como ya habrás deducido, en España también tenemos unas cuantas. Unas 115 especies diferentes viven muy felices en la Península Ibérica, por lo que si alguna vez has ido a pasear por el monte, seguramente te has cruzado mas de una vez con ellas  sin darte cuenta. Y te preguntarás ¿cómo se me han pasado por alto unas rarezas como estas? Muy sencillo, son muy pequeñas y difíciles de ver aunque igual de bellas y misteriosas que sus homónimas tropicales. Y ahora viene lo bueno,  ¡en Aragón hay más de 80 especies representadas! ¿Que te parece?

Pues desvelado este primer misterio, os vamos a contar otro. El nombre de orquídea viene del griego “orkhis” y significa testículos, en referencia a la forma peculiar que tienen los órganos subterráneos de algunas especies, es decir, como dos bulbos pequeños y juntos. Pero no se te ocurra arrancar ninguna para comprobarlo. ¡Totalmente prohibido! Una orquídea silvestre, debido a sus peculiaridades que tiene para crecer, puede tardar entre 2 a 15 años en abrir su primera flor.

Cómo buscar y reconocer orquídeas silvestres

Vale, ahora ya sabes que te las puedes encontrar relativamente fácil, pero para identificarlas y reconocerlas os vamos a dar unas cuantas pautas a seguir:

  • las flores de las orquídeas europeas son muy pequeñas, desde unos milímetros a varios centímetros, pero la mayoría se agrupan en un único racimo o espiga que sale del suelo, concretamente de una base de hojas o roseta basal.
  • un buen lugar para encontrarlas sería la cuneta de la carretera o en zonas de pastos.
  • pueden verse solitarias o haciendo pequeños y deliciosos jardines silvestres.
  • el margen de las hojas son lisas, generalmente alargadas y estrechas, y nunca ramificadas.
  • la espiga o tallo es de consistencia herbácea, nunca con parte leñosa o que recuerde a la madera y tampoco con ramificaciones
  • sus flores pueden ser de muchas formas y colores
  • generalmente  florecen de abril a julio y olvídate buscarlas en otoño o invierno, porque están bajo tierra muy agustito
Algunas de  las orquídeas silvestres del Pirineo de Huesca.

Ophrys fusca

Orquídeas silvestres

Ophrys sphegodes

Orquídeas silvestres

Neotinea ustulata

Orquídeas silvestres

Zapatito de Dama

Orquídeas silvestres