Patrimonio Histórico de Sobrarbe

Sobrarbe                                                                                                             entrada en revisión

Panorámica de Sobrarbe desde el castillo de Samitier

La comarca de Sobrarbe, antiguo y extinto reino posee una gran riqueza histórica y patrimonial en la que cabe destacar nueve espacios de especial interés.

El Románico de la Fueva

En el valle de La Fueva, la Iglesia de San Juan de Toledo de la Nata es un magnífico ejemplo románico-lombardo que incluye en su interior un repertorio colorista de excepcionales pinturas murales.

Otro de los puntos indispensables de visitar es el recinto fortificado de Muro de Roda, una construcción de carácter defensivo y de tipología medieval considerada como uno de los conjuntos más espectaculares de la provincia de Huesca. Localizado en un emplazamiento estratégico, Muro de Roda, fue documentado inicialmente en el siglo XI como “muro maiore”, hasta que en 1134 fuera donado por el rey Ramiro II a la comunidad de canónigos de Roda de Isábena y con lo que cambiara de topónimo.

Cabe destacar también La iglesia de San Martín y La ermita de San Salvador en Charo y los castillos de Troncedo y Formigales.

Samitier
ermita de San Celedonio y San Emeterio junto al castillo de Samitier

En una magnifica atalaya y en el mismo municipio de La Fueva, sobre las impresionantes vistas del embalse de Mediano y el Congosto del Entremón se halla el conjunto defensivo religioso de Samitier, con la ermita de San Celedonio y San Emeterio así como el Castillo que lleva el mismo nombre del lugar.

Biello Sobrarbe

En el Bajo Sobrarbe, en Olsón, se erige la Iglesia de Santa Eulalia, conocida popularmente como “la catedral de Sobrarbe”. Una iglesia de estilo gótico tardío (siglo XVI) de impecable factura, con coro a los pies y cubierta por bóveda estrellada. En esta zona también se descubren en Almazorre, la Iglesia de San Esteban y el Molino. El templo románico, de finales del XII está ubicado en lo más alto del caserío con un buen acceso mediante abundantes escaleras pétreas de reciente fábrica. La torre se compone de dos cuerpos y es de construcción posterior (siglo XVI). Un gran edificio de piedra alberga en su interior el Molino de Almazorre. Para moler la harina y prensar el aceite, claro exponente de la vieja industria aceitera y harinera que floreció en este pueblo del municipio de Bárcabo.

Molino de aceite o almazara

 

L’Ainsa

Y por supuesto el bello conjunto Histórico-Artístico medieval de L’Ainsa. En la que sobresale la Iglesia de Santa Maria, el castillo, la plaza Mayor así como sus calles. Un conjunto arquitectónico de  los siglos XI -XVI que atesora dentro de sus murallas el recuerdo pétreo de la historia de esta comarca.

También se encuentran algunas casas: Casa Arnal (siglo XVI). Casa Bielsa (siglos XVI-XVII). El Arco del Hospital o lo que queda de la iglesia de San Salvador (siglo XII). En las cercanías del  castillo se encuentra la Cruz Cubierta (siglos XVI-XVII). La importancia de esta villa en la época medieval fecha del año 1124, cuando el rey Alfonso I le concede un fuero de repoblación y otros privilegios, como el derecho a tener mercado.

Monasterio de San Victorián

Un espacio arquitectónico que alberga una gran historia , tanto de la comarca como de Aragón. (Hay una entrada concreta en este mismo blog)

La Buerda

La iglesia de San Vicente de Labuerda se levanta como otro centro de interés histórico, religioso, artístico y arquitectónico. San Vicente es una interesante iglesia del siglo XII de estilo románico lombardo. En la que se hallan unas interesantes tablas góticas en su retablo mayor de finales del siglo XV. Y unas tallas y pinturas barrocas del siglo XVIII. A la entrada del recinto hay un esconjuradero. Pequeña edificación cuadrangular abierta a los cuatro puntos cardinales por arcos de medio punto.
Los esconjuraderos cobijaban las ceremonias que realizaba la comunidad, encabezadas por el párroco, para ahuyentar a los espíritus malignos que formaban las tempestades para conseguir que cayeran en lugares yermos o silvestres donde no causaran daño a animales ni cosechas.

Se Pueden visitar otros bellos esconjuranderos en Asín de Broto, Guaso, Almazorre y Pueyo de Araguas.

A orillas del río Ara: Fiscal, Broto y Torla monumental

En La rivera del Rió Ara encontramos tres núcleos de especial interés patrimonial. En Fiscal destaca el Batán de Lacort, Casa Antoné y la portalada románica de Janovas del s. XVI, trasladada a este emplazamiento.

En Broto se encuentra la ermita de San Blas de principios del siglo XII, y la de San Clemente de 1578. La iglesia del s. XVI, destaca por su torre de carácter netamente defensivo y almenada. También se encuentra la Casa del Valle, también conocida como la Carcél de Broto. Provista de una torre defensiva y usada durante siglos como cárcel. Los grabados e inscripciones dejadas por los reclusos del s. XVIII son lo mas emblemático.

Con la visita “Torla monumental”, con salida en la iglesia de la localidad. Se hace un recorrido por este pueblo emplazado en la entrada al sector Ordesa del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Interesantes casas y bellos rincones realzan la arquitectura tradicional alto aragonesa perfectamente conservada en este pueblo pirenaico.