De Tapas en L’Aínsa

El recinto fortificado de L’Ainsa

Han pasado ya unas cuantas centurias desde la construcción de la villa defensiva de L’Aínsa. Y por fin se le da un reconocimiento a su legado. L’Aínsa ha sido declarada uno de los pueblos mas bonitos de España.

Su legado es: el castillo, parte de las murallas, la torre del homenaje, las 6 puertas de acceso, la plaza mayor con sus soportales que en aquellos tiempos albergaban a los feriantes y sus productos. Dos calles: la Mayor en la que destacan grandes casas y la calle Pequeña que posee casas mas modestas pero no por ello menos hermosa.

Las dos calles Fluyen desde la plaza Mayor para acabar fundiéndose en la plaza de San Salvador. Dando a su vez paso a la entrada principal de la villa.

Finalmente la iglesia de Santa María de estilo románico con su torre-campanario forman parte de todo el conjunto urbanístico de la antigua villa.
Vale la pena pasearla poco a poco saboreando su pasado. Recomendable especialmente en  tiempos de feria: en septiembre y febrero, cuando sus calles se llenan de paradetas y gentes de todas partes.

La Carrasca

Tanto si estáis en ferias como si no dejaros caer en La Carrasca. Un pequeño establecimiento de tapas con una cuidada decoración de corte actual. Dirigida por los ya conocidos maestros culinarios del Callizo. Originales tapas y originales presentaciones. Buenos productos primarios y porque no, buenos precios. Tapas para degustar en el interior o en la calle frente la plaza mayor. Lo que me sobra: La TV en el establecimiento, un espacio en el que apetece de charlar, compartir y disfrutar de sus productos.

L’Ainsa en Feria
Tapas y caña

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Interior de la Carrasca